Buscar
06:30h. jueves, 02 de diciembre de 2021

Albergues con estilo para nuevos peregrinos del Camino de Santiago

El Camino de Santiago es una ruta de peregrinación no exenta de esfuerzo. La comodidad, los servicios, el trato cercano e incluso el diseño se mezclan en algunos albergues con el fin de cubrir las necesidades de los caminantes.

Fotos: Albergue Check In Rioja

A menudo se relaciona el Camino de Santiago con alojamientos colectivos y baratos con camas de litera. Sin abandonar este concepto, pero añadiéndole un plus de comodidad y servicios, algunos albergues buscan diferenciarse del resto con propuestas imaginativas y un toque de diseño que los aleja de la imagen tradicional de albergue de peregrinos.

Es el caso de Check In Rioja, un albergue en el antiguo barrio de la judería de Logroño que, entre otras cosas, ofrece conexión gratuita a internet sin límite de tiempo, cinco baños individuales y espacios habilitados para personas con movilidad reducida.

Evidentemente, detrás de esta iniciativa está un peregrino experimentado. Hasta nueve veces ha hecho Nacho Nájera el Camino: andando, en bici, el del Norte, el de la Vía de la Plata y el Francés.

Lavadora, secadora, espacios para bicicletas e informaciones detalladas sobre el Camino, sobre la ciudad o sobre dónde arreglar la bici, son otras de las claves del éxito de este alojamiento que en su primera temporada recibió 3.000 peregrinos y, ahora, está consiguiendo llenar casi cada día. En breves semanas contará con nuevas instalaciones, en concreto, con dos habitaciones para seis personas y otras dos dobles.

Muchos extranjeros visitan este albergue, sobre todo americanos, australianos y alemanes. Todos ellos comparten sus experiencias en los espacios comunes de este lugar.

 

Diseño y espacios singulares

Muchos albergues ocupan antiguos pazos o edificios singulares de los pueblos y ciudades. En Pamplona acaban de construir Casa Ibarrola. Dos hermanos pamploneses, Iñaki y César Garralda, son los encargados de llevar este albergue. Se les puede localizar por Whatsapp y, entre los dos, pueden atender en italiano, francés o inglés.

Una de las notas más características de su albergue son sus camas-cápsula, con almohadas y colchones viscolásticos. También está adaptado para discapacitados y tiene lavadora, secadora y Wi-Fi para los 20 peregrinos que puede alojar por noche.

En la población de Los Arcos, en Navarra, se encuentra La Casa de la Abuela. Como su nombre indica, es la casa de la abuela de una de las propietarias que, junto a su marido, abrió este establecimiento en 2010. Un trato cercano, una bodega tradicional, servicio de lavadora e internet son algunos de los servicios que ofrece.

 

Las cifras

El presidente de la Red de Albergues del Camino de Santiago, Enrique Valentín, asegura que en el Camino Francés, el más usual, hay más de 300 albergues, de los que 250 son de iniciativa privada. Y subiendo, porque añade que este año hay 50 establecimientos más. ”Hay una fuerte demanda”, señala, y cada día están saliendo de Roncesvalles cerca de 400 peregrinos.

Para atraer a los clientes a sus alojamientos, los propietarios especializan sus servicios, son cada vez más acogedores e intentan satisfacer los deseos de los caminantes. Los precios fluctúan según la comunidad autónoma, de manera que Navarra y Galicia son las regiones con las tarifas más altas y La Rioja y Castilla y León las más baratas. La media en el sector privado se encuentra entre los 8 y 11 euros.