Buscar
08:22h. jueves, 22 de octubre de 2020

La IAAF otorga al Maratón de Sevilla el sello de categoría de bronce

El Maratón de Sevilla, que el próximo 23 de febrero cumplirá su trigésima edición, ha recibido el sello de categoría de bronce de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), con lo que forma parte de las 72 carreras en ruta sobre asfalto más importantes del mundo en el calendario de 2014.

Foto: Maratón de Sevilla
Foto: Maratón de Sevilla

La prueba, según ha informado este lunes su organizador, el Ayuntamiento de Sevilla, cumple todos los requisitos y parámetros necesarios sobre calidad organizativa, seguridad, nivel deportivo, número de inscritos, promoción internacional y repercusión para recibir esta distinción.

La IAAF reconoce tres categorías a estas pruebas -Oro, Plata y Bronce- para la temporada 2014 y en total son 72 carreras las que lo han conseguido, de las que este sello la tienen diecisiete.

La delegada de Deportes del Ayuntamiento, María del Mar Estrella, ha informado de que han "conseguido un éxito sin precedentes en un maratón" español al agotar todos sus dorsales previstos para la prueba -nueve mil- tres meses antes de su disputa.

 

Entre los mejores del mundo

El maratón hispalense también cumple con el nivel deportivo en cuanto a la participación de atletas profesionales de élite en un circuito homologado y el servicio de asistencia médica para los corredores siguiendo los protocolos de la IAAF, incluyendo los procesos de control antidopaje. Estrella, por ello, ha destacado que "es una enorme satisfacción recibir este importante reconocimiento por parte de la IAAF, que coloca al Maratón de Sevilla entre las mejores del mundo".

El XXX Maratón de Sevilla mantendrá las novedades de 2013, con un circuito absolutamente llano y por el centro urbano que recorre los principales monumentos y atractivos turísticos de la ciudad.

Este trazado, de los más rápidos de Europa, el más plano del continente y homologado por la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), es muy bueno para lograr una gran marca al unirse también el hecho de que está prácticamente al nivel del mar, protegido de fuertes vientos y beneficiado por el clima de la ciudad a finales de febrero.