Buscar
07:18h. lunes, 06 de julio de 2020

Grandes marcas en las pruebas de 3.000 metros de la XIV Reunión de Atletismo Villa de Bilbao

El balear David Bustos y el sevillano Manuel Olmedo, dos de los mejores especialistas españoles en 1.500, ofrecieron una pobre impresión en la reunión Villa de Bilbao, que registró marcas notables en los 3.000 m obstáculos masculinos y en los 3.000 lisos femeninos. Olmedo se retiró antes del mil y David Bustos llegó a meta en última posición, casi andando, con evidentes problemas.

Foto: Vamos a correr
Foto: Vamos a correr

La caída de dos plusmarcas del mitin, las de 3.000 metros obstáculos de hombres y 3.000 metros lisos en mujeres, fue lo más reseñable de la XIV Reunión Internacional de Atletismo Villa de Bilbao, celebrada en la pista de Zorrotza ante 2.000 espectadores y un cóctel meteorológico con lluvia y sol radiante.

Especialmente notable fue el registro en la carrera masculina, en la que el keniano Hillary Kemboi con 8:22.26 quedó a 11 centésimas del récord del circuito europeo EAP (Europe Athlétisme Promotion) que desde 1999 posee el español José María González con 8:22.16 logrado en Namur (Bélgica).

En los 3.000 metros femeninos, Tejitu Daba, de origen etíope y pasaporte de Bahrein, liquidó la distancia en 8:52.24, derribando el registro anterior de la catalana Judit Pla (9:11.79). La nueva marca se hizo nada más apaciguarse la tormenta.

A Daba le dio batalla la keniana Gladys Chesire, que hizo el paso por meta en segunda posición por delante de la escocesa Eilish McColgan y de una sorprendente Marta Silvestre, teniendo la aragonesa del BM-Bilbao un final explosivo aunque sin posibilidad de dar caza a la hija de la gran atleta del pasado Liz McColgan-Nuttal, subcampeona olímpica y campeona mundial de 10.000 metros. Jamal Hitrane, de Marruecos, se hizo con el triunfo en un crono de 3:38.65.

 

800 m y 100 m

Como estaba previsto, las carreras de 800 metros fueron bien lanzadas pero con un punto de estrategia que restó espontaneidad y nervio. En la categoría femenina, la cubana Rose Mary Almanza se anotó el éxito con 2:02.64, con el marcaje de la neozelandesa Angela Smit y de la holandesa Stina Troest.

En hombres, el sudafricano Rynhardt Van Regensburg (1:47.28) se impuso con cierto apuro al fino norteafricano Amed Mainy (1:47.61).

En el hectómetro, el cubano de Camagüey Jorna Ofarril -tiene como mejor referencia este año 10.35- fue el más rápido de los participantes en la series clasificatorias al resolver los 100 metros en 10.44. En la final hubo de conformarse con la segunda plaza (10.45) y mismo tiempo que el tercero, el nigeriano Patrick Chinedu, en una prueba ganada con brío por el japonés Kei Takase en 10.39.

Lo mejor de los concursos corrió a cargo de la triplista cubana Mabel Gay (14,33 metros/segundo intento) y de su compatriota lanzador de disco Jorge Fernández (63,26 metros/segundo intento).

 

Importante caída de Clara Viñarás

Hasta este sábado no se había disputado en el Villa de Bilbao una prueba masculina de 3.000 m. El marroquí Youness Esselhi inscribió su nombre como vencedor por sus 7:50.10, anticipándose al brasileño Joilson Da Silva.

La nota negativa de esta larga reunión atlética la protagonizó la obstaculista madrileña del equipo irundarra Super Amara-BAR Clara Viñarás -medallista de bronce en el último campeonato español promesa-, que tras enganchar su pierna derecha en el primer obstáculo, sobre los 400 metros, cayó dando con la cabeza en el piso de la pista. Fue recogida por las asistencias sanitarias y trasladada a un centro hospitalario, donde se le ha apreciado un esguince cervical y ha quedado ingresada en observación.