Buscar
13:25h. miércoles, 22 de septiembre de 2021

Batalla campal entre barras bravas de Newell's Old Boys y varios participantes del Maratón de Rosario

“Fue una batalla campal. Volaba de todo”. Con estas palabras se expresaba una de las atletas participantes el pasado fin de semana en el Maratón de la Bandera, en la ciudad argentina de Rosario, tras unos incidentes protagonizados por algunos de los hinchas más radicales del Newell's Old Boys que volvían de Mendoza tras asistir al partido que su equipo perdió frente a Vélez Sarsfield por 1 a 0 en la llamada SuperFinal del fútbol argentino.

Foto: triamax.com

El editor de triamax.com, Marcelo La Gattina, ha escrito en su portal que varios hinchas de Newell's Old Boys llegaron desde Mendoza en microbús y “agredieron a quien tuvieron a mano”. “Fue una locura”, recalcó, hasta el punto de que “los propios corredores trataron de calmar los ánimos”.

Al parecer, el incidente se inició por los retrasos ocasionados por el corte al tráfico de varias calles de la ciudad con motivo del maratón, que demoraron el acceso de los autobuses y “alteraron los ánimos de los barras”. Si a esto añadimos el hecho de que algunos participantes en el maratón iban ataviados con la camiseta de Rosario Central, el eterno rival de Newell's Old Boys, y que lanzaron cánticos contra sus seguidores, “derivó en un cóctel explosivo”.

 

Llegada de la policía

“Los hinchas bajaron de los micros y comenzaron a agredir a los corredores con piedrazos y botellas”, escribe Marcelo La Gattina. Uno de los participantes de la prueba que llevaba “la camiseta de Central fue golpeado salvajemente, aunque muchos de los corredores salieron en su defensa y evitaron que la situación pasara a mayores”.

La llegada de la policía, lejos de calmar los ánimos, aún incrementó la tensión. “Volaron piedras y botellas con los corredores en medio”. Fueron los propios atletas quienes optaron por modificar el circuito “para poder continuar con su carrera”.

El hecho ocurrió “en el kilómetro 6” del maratón y, por suerte, “no hubo heridos de consideración”, cuenta el editor de triamax.com, para añadir que el grueso de los corredores logró pasar y así continuar con el recorrido”. Eso sí, varios agresores aprovecharon la trifulca para robar a algunos familiares “que acompañaban a los atletas en bicicleta”.