Imprimir

Test del TomTom Runner Cardio, el reloj que cualquier corredor siempre ha querido llevar en su muñeca

Julio Fernández | 18 de febrero de 2015

Fotos: TomTom
Fotos: TomTom

La firma TomTom nos ha dejado probar durante unos días uno de sus productos más específicos para corredores: el Runner Cardio. Se trata de un reloj GPS con pulsómetro integrado que destaca por disponer de un único botón de control, tecnología QuickGPSFix y sincronización con la app TomTom MySports.

Este botón único de control permite que nos desplacemos fácilmente por todos sus menús, mientras que la tecnología QuickGPSFix favorece que el reloj encuentre su posición rápidamente, por lo que podemos iniciar la actividad física casi al instante.

Otras de las características de este TomTom Runner Cardio son:

- Posibilidad de realizar también carreras en interiores, como por ejemplo en las cintas de los gimnasios.

- Sensor (inalámbrico) Bluetooth® Smart.

- Resistente al agua hasta 50 m.

- Duración de la batería: hasta 8 horas (GPS + frecuencia cardíaca) o hasta 10 horas (GPS).

- Tamaño de pantalla: 22 x 25 m.

 

Primeras impresiones

Nada más ver el recipiente que contiene el Runner Cardio de TomTom ya intuyes que estás ante un producto diferente y de alto nivel. Se trata de una caja cuadrada y transparente, muy elegante, en cuyo interior vemos perfectamente el reloj, disponible en varios colores. A nosotros nos ha tocado uno con la correa blanca y roja, que ni resulta insulsa ni tampoco pasa en absoluto desapercibida. Esta correa puede ser sustituida fácilmente por otra si más adelante nos apetece cambiar de tonalidades.

Su tacto me ha parecido muy suave y agradable, ideal para aguantar largas horas de entrenamiento y sudor sin que adquiera malos olores ni se deteriore. Llama la atención el diseño de su hebilla, con tres dientes que encajan de una manera muy original y exacta en los diferentes orificios dispuestos a lo largo de la correa.

El resto es sencillo: por una cara, la pantalla y un único botón desde el que se manejan todas las funcionalidades de este artículo; por la otra, el pulsómetro que se adapta a la perfección y sin ninguna clase de molestia a cualquier muñeca y que se encarga de tomar el pulso del usuario con una precisión asombrosa, aunque con algunos segundos lógicos de retraso en relación a las pulsaciones reales.

 

 

Sobre el terreno

A los corredores nos encanta estrenar cosas relacionadas con este deporte, ya sean unas nuevas zapatillas, una camiseta o una simple visera, pero tener en las manos por primera vez este TomTom Runner Cardio ha actuado como un resorte para vestirme de inmediato de runner y salir a la calle como si no hubiera un mañana.

Su manejo es muy fácil e intuitivo. Nada más encenderlo nos pide toda una serie de datos (día, mes, año, altura, peso...). La pantalla principal nos indica la hora y la fecha; si desplazamos el botón a la izquierda, nos enseña el estado general del producto: carga de la batería, memoria, versión del programa, etc. Si lo movemos hacia abajo, podemos efectuar los ajustes que queramos (cambio de hora o de fecha, dejar en 'modo avión', sensores...). Por último, hacia la derecha nos conduce a la actividad concreta, que puede ser carrera, cinta o cronómetro.

La pantalla del programa de la sesión de carrera se puede personalizar, por lo que es posible priorizar la información que deseamos tener más visible.

He de decir que muy pocas veces he utilizado pulsómetro, ya que me molesta el hecho de llevar alrededor del pecho la cinta, con esa eterna sensación de que en cualquier momento la voy a perder o se me va a mover del sitio y la sesión no va a servir para nada. Este problema desaparece con el TomTom Runner Cardio, ya que toma el pulso directamente de la muñeca, por lo que resulta fácil y cómodo conocer el estado de tus latidos en cada momento.

La pantalla del programa de la sesión de carrera se puede personalizar, por lo que es posible priorizar la información que deseamos tener más visible: la hora, el cronómetro, la distancia, las pulsaciones...

Al terminar el entrenamiento y volver a casa, también resulta muy sencillo volcar los datos en nuestro ordenador mediante la aplicación TomTom MySports, un proceso que se lleva a cabo a través del curioso cargador que viene de serie, que ha de insertarse en cualquier entrada USB del PC o portátil.

 

Opinión

Lo diré en pocas palabras: TomTom Runner Cardio es ese producto que siempre hemos soñado y que hasta hace muy poco tiempo a los corredores nos parecía pura ciencia ficción. Es un reloj ligero, de poco peso, que nos dice sin raros artilugios y con total detalle el crono que hacemos, la distancia que recorremos, las pulsaciones que necesitamos, los lugares que atravesamos, las calorías que quemamos... Y todo ello de forma totalmente fácil e intuitiva.

También se pueden programar entrenamientos por objetivos (bajar de una determinada marca en una distancia concreta, por ejemplo), como si lleváramos a nuestro propio entrenador alojado en la muñeca.

Sin duda, uno tiene la impresión de que, en plena época de tecnologías wearables, el futuro de este tipo de relojes para running va a ir muy pronto en esta dirección a poco que los precios comiencen a popularizarse y a ser más asequibles.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/material/test-tomtom-runner-cardio-reloj-cualquier-corredor-ha-querido-tener-siempre-muneca/20150218170245010261.html


© 2020 Run&Walk