Imprimir

La ilusión y el pensamiento positivo en las carreras

José Moratinos Iglesias |

Run&Walk | 19 de mayo de 2014

El mundo de las carreras a pie, del running, es, de una parte, un generador de ilusión y espíritu positivo, y de otra, ese mismo pensamiento positivo anima a correr, a hacer deporte, a hacer ejercicio.

En la vida, el ser humano ha de tener ilusiones. Es importante, mirando dentro de nosotros, averiguar qué es lo que más nos gusta, lo que más nos motiva.

Esta ilusión debemos desarrollarla, y ha de animar todo nuestro proyecto personal de vida, en los distintos ámbitos, el personal, el familiar, el de la amistad y las relaciones sociales, el laboral...

Y una de las formas de generar ilusión en nuestras vidas, y transmitirla a los demás, al tiempo que nuestras "pilas" se van cargando paulatinamente de más energía positiva, es el running, esa maravillosa aventura de correr.

No debemos perder nunca la ilusión. Puede que, en algún caso, la competición no salga como la habíamos planeado, que nuestros tiempos o marcas no sean los idóneos según nuestros objetivos... Es igual. Hay más oportunidades, hay decenas de nuevas posibilidades y, además, lo importante no es ganar, sino disfrutar de la carrera. Es seguir un ritmo relativamente cómodo para nosotros y sufrir lo menos posible, aunque es evidente, en una carrera siempre se sufre algo. Pero es un sufrimiento motivador. Cuando llegamos a meta, con la alegría del logro alcanzado, estamos felices y dispuestos a continuar.

 

Motivación interna y externa

Para correr hay dos tipos de motivaciones, la interna y la externa. La primera nace de nosotros mismos, de modo espontáneo. Nos gusta correr, es nuestra pasión, nuestra meta, nuestra satisfacción. Pero a veces esta motivación interna no es muy fuerte. Echemos mano de la motivación externa. Pensemos en los múltiples beneficios que para nuestra salud, tanto física como en el plano de la higiene metal y calidad de vida, tiene el ejercicio físico, y ello en todos los órdenes. Mente más ágil, mayor alegría, cultivo de relaciones sociales y de los valores humanos...

En suma, el correr, la carrera a pie, debe ser algo que nos llene de ilusión, pues estamos desarrollando una serie de aspectos que redundarán en una mejora no solamente como deportistas sino, en general, como personas.

El correr ha de constituir nuestra ilusión, impregnando de la misma todos los planos de nuestra vida, todo nuestro proyecto vital.

Amemos el running, la carrera a pie, amigos, pues es una de las vías de la felicidad.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/jose-moratinos-iglesias/ilusion-y-pensamiento-positivo-carreras/20140519134149007170.html


© 2020 Run&Walk