Imprimir

El Cross Training como método de entrenamiento invernal

César Castro | 16 de diciembre de 2014

Foto: Multipower
Foto: Multipower

Se acerca el invierno, los días son más cortos, anochece casi a media tarde, la temperatura baja considerablemente y la temporada está en su fase de transición en muchos deportes de carácter predominantemente estival como el ciclismo o el triatlón.

Los runners aún siguen con sus carreras, pruebas de 10 km y alguna media maratón en esta época, antes de que finalice el año con las tan populares San Silvestres, y son muchos los ciclistas, triatletas y multi-deportistas que aprovechan este periodo de varias semanas para tomarse un merecido respiro tras una primavera y verano cargados de carreras y entrenamientos.

Está científicamente demostrado que reducir la carga de entrenamiento es mucho más aconsejable que un parón total de varias semanas. En este sentido, muchos aprovechan para hacer otro tipo de deportes complementarios a los que realizan de manera principal; es lo que conocemos como Cross Training o entrenamiento cruzado.

Podríamos clasificar el Cross Training dentro de los deportes de resistencia de media y larga duración de 3 maneras:

 

1.- Participación en algo diferente al deporte en donde competimos habitualmente: es un clásico en el periodo otoño-invernal el/la ciclista que participa en pruebas de running, el corredor que hace alguna prueba de ciclocross o el triatleta que se anima a la competición en piscina cubierta.

 

2.- Combinar deportes dentro de nuestro programa de trabajo: sustituyendo sesiones de nuestro deporte habitual por otras de un deporte complementario. Ciclismo-Running, Carrera a Pie-Rutas de Montaña, Natación-Mountain Bike, etc.

 

3.- Transferencia de los efectos del entrenamiento de un deporte a otro: como en el caso de los triatletas, que a pesar de reducir la carga de entrenamiento en las tres disciplinas, es preciso que mantengan ciertos días a la semana de volumen relativamente elevado en carrera a pie con el fin de no perder la densidad ósea conseguida por el impacto de la carrera, evitando posibles lesiones una vez comiencen los entrenamientos sistematizados.

 

Beneficios psicológicos

Además de los beneficios a nivel de mantenimiento de las adaptaciones físicas, existen otros beneficios muy importantes a nivel psicológico que nos ofrece el Cross Training, como por ejemplo mantener el estímulo del disfrute del entrenamiento, sensación de cierta euforia por empezar la nueva temporada o sentirse regenerado y renovado.

Así pues, el final de temporada no tiene por qué ser un periodo de abandono total de la actividad física, sino que seguiremos manteniendo un cierto nivel de entrenamiento, cada deportista en función de sus capacidades, a la vez que buscamos transferencias positivas a nivel físico para nuestro deporte habitual.

 

Si quieres saber más sobre mi metodología de entrenamiento, visita www.rendimientooptimo.wordpress.com o sigue a Rendimiento Óptimo en Facebook.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/entrenamiento/cross-training-metodo-entrenamiento-invernal/20141216102421009576.html


© 2020 Run&Walk