Buscar
07:22h. lunes, 06 de julio de 2020

Test de las Joma Hispalis XV: Estabilidad y confortabilidad para toda clase de entrenamientos

El modelo Hispalis de la firma española Joma cuenta desde hace varios años con un prestigio creciente entre los corredores populares debido a las excelentes prestaciones que ofrece en su relación entre calidad, precio y rendimiento. Con un peso de poco más de 305 gramos para la talla 42, su nueva versión para la temporada primavera-verano 2014 está pensada para entrenamientos diarios por diferentes tipos de superficies.

Fotos: Ona Fernández
Fotos: Ona Fernández

La estética de estas nuevas Joma Hispalis XV no se puede decir que sea discreta. Incorpora unos colores alegres, en azul eléctrico, naranja y flúor, muy acorde con la época del año en la que estamos. A mí he de reconocer que me gusta, aunque está claro que con ellas no vas a pasar desapercibido.

Los acabados a primera vista resultan impecables, ofreciendo un aspecto de gran robustez y comodidad. Llama la atención las dos bases que incorpora la suela, con una capa superior -la que entra en contacto con el pie- que tiene menor densidad para proporcionar confortabilidad y otra capa inferior más densa para aportar estabilidad.

Otro elemento destacado es la pieza de gel situada en el talón, que resulta indeformable y, según el fabricante, garantiza una total comodidad al tiempo que previene al usuario de las tan temidas lesiones.

La parte delantera incorpora unos tacos de menor tamaño de lo habitual para que la zapatilla disponga de más puntos de apoyo y, por tanto, incremente su adherencia sobre diferentes terrenos, además de facilitar la flexión.

Una última consideración, en cuanto a cuestiones técnicas, sería la imprescindible funcionalidad en la mediasuela del stabilis, elaborado en PVC para evitar torsiones o flexiones antinaturales del pie, lo que se acaba traduciendo en mayor estabilidad y en menores probabilidades de lesión.

 

Sobre el terreno

La horma de la Joma Hispalis XV es bastante ancha, incluso para los plantilleros como yo. Desde el primer instante resultan muy agradables de llevar, una sensación que va creciendo y consolidándose con cada paso y que me resulta muy poco habitual desde que llevo plantillas.

 

 

Tras haberlas probado por asfalto y montaña a lo largo de más de dos meses, puedo decir que su comportamiento ha sido impecable. Por asfalto cumplen bastante bien, aunque su hábitat natural es el trail. Destaca en este sentido su gran adherencia a la tierra y al barro, en seco o en mojado, así como su extraordinaria tracción en las subidas y la seguridad que aportan los pequeños tacos a la hora de bajar por terrenos más técnicos.

En cuanto a su amortiguación, estas Hispalis garantizan buenas prestaciones gracias a sus dos densidades de Phylon, aunque no sintamos ese efecto de estar caminando sobre un colchón que incorporan otras marcas y modelos, una impresión que provoca criterios enfrentados en el mundo del running.

 

 

Muy destacable también el hecho de que este calzado me ha resultado tan cómodo desde el primer momento que no ha sido necesario realizar ningún rodaje de acondicionamiento previo, tal y como he debido efectuar en otras ocasiones con otras referencias, ya que en ningún instante he tenido la sensación de estar estrenando zapatillas.

 

Conclusiones

Sin duda, un modelo muy recomendable para todos aquellos corredores que busquen un calzado robusto y cómodo para entrenamiento diario sobre diferentes terrenos y tiradas superiores a los 4:30 minutos por kilómetro. Cumplirá sus exigencias en cuanto a calidad, estabilidad, rendimiento y precio, una cuestión nada desdeñable en los tiempos actuales.

Como punto a favor destacaría la confortabilidad y adherencia de estas Joma Hispalis XV, mientras que como elemento a mejorar quizás citaría la incorporación de una lengüeta algo más ancha para cubrir una mayor superficie tibial.