Buscar
08:20h. jueves, 22 de octubre de 2020

Mariano Haro, leyenda del atletismo: “Siento vergüenza ajena por todo el tema del dopaje”

Mariano Haro es una de las leyendas del atletismo español. Nació el 27 de mayo de 1940 y su especialidad dentro de este deporte fue el fondo y el campo a través. Su entrenador fue Gerardo Cisneros y el equipo en el que compitió el Educación y Descanso. En el año 2003 recibió la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo.

Fotos: Público.es y www.atletismogranadajoven.es
Fotos: Público.es y www.atletismogranadajoven.es

Cuando ibas al trabajo de la azucarera de Monzón de Campos, a 15 kilómetros de tu casa, ¿llegaste a pensar que aquello de correr se podía convertir en la forma de ganarte las habichuelas?

No, porque yo corrí tres o cuatro carreras y no me dieron más que una copa, como las que vendí yo de mi padre, que eran de latón.

 

¿Qué te animó a dar el paso para apuntarte a aquella primera carrera del Frente de Juventudes con 19 años? Por cierto, la ganaste...

Lo hice para quedar bien con el Delegado del Frente de Juventudes y, además, porque nos llevaban en furgoneta y nos daban de comer.

 

De ahí a formar parte del equipo Educación y Descanso sólo hubo un paso. ¿Existían ciertas ventajas respecto a aquellos jóvenes que no sudaban la camiseta?

Yo tuve la suerte de que se fijara en mí Gerardo Cisneros, quien finalmente fue mi entrenador durante toda mi carrera.

 

Aunque vuestra misión fuera correr, ¿percibías algún signo de intento de adoctrinamiento por parte del régimen a través del equipo y sus dirigentes?

No, nunca. Eso me suena más a los países que estaban bajo el telón de acero.

 

Poco más tarde conseguiste un trabajo de conserje que te aportaba un sueldo y te dejaba tiempo para entrenar. ¿Cómo vivían en casa todos esos cambios a tus 21 años?

Yo pienso que creían más en mí que yo mismo. Pensaban que el atletismo podía ayudar a situarme en la vida.

 

Pasaste a entrenar bajo la batuta de Gerardo Cisneros. ¿Cómo eran esos entrenos? ¿Seguíais algún método o entrenabais más a ojo?

Hombre, Gerardo es un gran entrenador de atletismo y hacíamos lo que me correspondía en cada momento y que no me perjudicara en el futuro.

 

¿Qué supuso en aquellos momentos que el Educación y Descanso llegara a conseguir dos campeonatos de Europa de cross por clubes?

Yo creo que la que más ganó fue la ciudad de Palencia, pues todos éramos de aquí. Es verdad que yo gané las dos y cuando quedamos segundos yo también finalicé segundo individualmente.

"Eramos muy bien recibidos allá donde íbamos"

 

Imagino que eso os otorgaría un estatus interesante en un tiempo en que España no estaba muy bien mirada en el concierto internacional.

No lo sé, lo único cierto es que éramos muy bien recibidos allá donde íbamos.

 

¿Notaste que en tu entorno se miraba al atletismo de forma diferente una vez que comenzaste a destacar y a ser importante?

Yo lo que entendía era que entre cuatro deportistas más y yo éramos el alma del deporte nacional.

 

¿Cómo acogiste que los distintos diarios españoles y reporteros de televisión fuesen a buscarte para interesarse por tus carreras?

Para mí era un orgullo que vinieran a verme para grabar los programas para el NO-DO o el Informe Semanal.

 

Aunque las épocas son muy distintas, las similitudes son muchas. Hoy en día los atletas de élite van buscando pruebas que les den para comer y sustentarse. Eso ya lo hacías tú en tu tiempo, pero ¿cómo hacías para buscar las distintas competiciones?

Yo no tenía representante pero, como era el mejor de la época, me llamaban para contratarme. No podía ir a todas a las que me requerían, pero a la larga sí que las corrí todas y también las gané. Por decirte algunas, te cito Lasarte, Amorebieta, Elgoibar, San Silvestre, Jean Bouin, etc.

 

Dado que no tenías representante, ¿cómo te gestionabas las ganancias y las fichas?

Lo llevaba yo solo. Además, exigía que contaran con mi hermano Pepe, Santiago de la Parte o Cándido Alario, entre otros.

 

Debiste correr muchas pruebas y ganarlas para poder montar un bar en el pueblo.

En aquella época cobraba un fijo que iba entre 180 y 360 euros. Además, a los organismos oficiales les sacaban dinero si sabían que iba Mariano Haro, porque era subcampeón del mundo y de España de cross.

"En aquella época cobraba un fijo que iba entre 180 y 360 euros"

 

¿Nunca pensaste en poner una tienda de electrodomésticos en lugar de un bar?

No, porque según ganaba electrodomésticos en las carreras los vendía o cambiaba por otras cosas.

 

¿Recuerdas la primera vez que saliste al extranjero a competir? ¿Cómo fue?

Sí, fue en Nantes, Francia. Fui a correr el Campeonato de Europa júnior de cross. Quedé tercero tras Antonio Amorós, que me dijo: “Chaval, tienes un gran porvenir en el atletismo”.

 

¿Qué impresión os causaban los atletas extranjeros?

A mí ninguna, porque no me impresionaban ni los altos ni los bajos ni los rápidos. Yo sabía a lo que iba, que era a correr.

 

Tú te codeaste con los mejores corredores de campo a través del mundo. ¿Quiénes te resultaron más duros y combativos?

El más duro de todos fue Gaston Roelants, que era medalla de oro en 3.000m. obstáculos. Ganó cuatro veces la San Silvestre brasileña y yo fui segundo. Tenía una novia brasileña que era periodista y dormía con él durante toda la gira. Claro, yo pensaba “hoy le gano”. Para que te hagas una idea, una vez le sacaba yo 150 metros de ventaja y acabó ganándome en el último suspiro. Era un fenómeno.

 

Aunque hoy en día los africanos son prácticamente imbatibles, en los años 60 y 70 había fantásticos atletas de cualquier país del mundo. ¿Qué sentía en aquellos tiempos alguien como tú al lograr cuatro subcampeonatos del mundo en el anteriormente denominado Cross de las Naciones?

Sentía un gran cabreo porque cada vez me ganaba uno diferente, no como en el caso de Gaston, que siempre me ganó él a mí.

"No me impresionaban ni los altos ni los bajos ni los rápidos. Yo sabía a lo que iba, que era a correr"

 

¿Cómo era participar entonteces en crosses como Lasarte, Elgoibar, etc.?

Eran auténticos crosses. En el de Lasarte te metías en el agua y el barro hasta las rodillas. Me encantaban porque, además, había muchos castellanos y procesaba un gran respeto por ellos porque era sabedor del orgullo que sentían y lo que presumían al día siguiente porque había ganado.

 

¿Era rentable ir a participar en estas pruebas?

Sí, ya me pagaban 300 euros excepto en Lasarte, donde te daban un reloj Longines con pulsera de oro.

 

Pasándonos a la pista, por ahí hay unas cuantas gestas que son fiel reflejo de la calidad que atesorabas. Venciste en todas las pruebas existentes a partir de los 3.000 metros, participaste en tres Juegos Olímpicos... ¿Cómo recuerdas tus participaciones olímpicas?

Con gran satisfacción, pero también con la decepción de no haberme podido clasificar para México debido a la altitud. En Munich y Montreal quedé cuarto y sexto respectivamente consiguiendo dos diplomas olímpicos, que no eran nada fáciles en aquella época.

 

Tu 10.000 de Munich 72 es antológico. Imagino que muchos te echarían en cara que planteases las carreras de aquella manera, pero eso es fácil decirlo. ¿Alguna vez pensaste que deberías haber corrido de otra forma?

No, fui dentro del grupo donde estaban Viren, Puttemans... Yo sabía que tenía que tirar durante las tres últimas vueltas, ya que si lo dejaba para los últimos 600 metros me ganaban. La prueba evidente de ello es que se consiguieron las cuatro mejores marcas de todos los tiempos. Quedé satisfecho porque lo di todo. También pasé a la final de 5.000m., pero no la pude correr por agarrotamiento.

 

No obstante, esa prueba supuso una revolución en cuanto a marcas, de hecho te colocaste 6º en el ranking mundial de todos los tiempos gracias a los fantásticos 27´48´´2. No pudo ser batida hasta 11 años después, cuando Antonio Prieto te desbancó del trono como plusmarquista nacional de 10.000.

Fue la quinta mejor marca. Todo evoluciona: la alimentación, medicina deportiva, equipamiento, entrenamiento, etc.

 

Ahora es fácil hacerse el planteamiento, pero ¿alguna vez llegaste a pensar que Lasse Viren, el vencedor ese día, iba con sangre fresca en su cuerpo?

No, no lo sabía nadie. Aunque los más gracioso es que en todas las carreras era yo quien ganaba. Pero ya ves, ese día ganó él.

 

¿Alguna vez tuviste la posibilidad de entrenar o competir dopado?

No, aquí en España no sabíamos qué era eso. No teníamos nadie ni idea, ni los entrenadores, ni los médicos, ni la federación. Como no existía, no puedo valorar esa posibilidad.

 

Aunque se podría decir que comenzaste a correr algo tarde, también es cierto que prolongaste bastante tu carrera deportiva ¿Qué te inclinó a optar por decir adiós a las pistas y los crosses?

Todo tiene su momento, y después de ganar el último campeonato de España, con 37 años, decidí dejarlo.

 

¿Qué recuerdos más significativos de aquella carrera deportiva quedan bien guardados en tu memoria?

Los 27 títulos de campeón de España conseguidos, las 65 internacionalidades, son muchos recuerdos... Conocer al Caudillo, a los Reyes de España, ser entrenador de Don Felipe de Borbón, obtener galardones como el Ya de Oro a los Valores Humanos, la Real Orden al Mérito Deportivo...

 

¿Cómo fueron los primeros años sin el trasiego de tener que entrenar y competir hasta la extenuación?

Me tomé dos años sabáticos y, cuando cumplí los 40, quise batir el récord del mundo de 40-45 años, pero me lesioné.

"Cuando cumplí los 40, quise batir el récord del mundo de 40-45 años, pero me lesioné"

 

Y la política llamó a tu puerta. ¿Cómo fue que decidiste dar el paso para convertirte en alcalde de tu pueblo durante más de 20 años?

Exactamente fuero 24 de alcalde y 12 de diputado. Me vinieron a buscar a mi casa unos amigos para que me presentara por UCD. Como en la candidatura iban personas que no eran de mi agrado, terminé presentando una candidatura propia y gané, porque aquí no hay segundos puestos como en las carreras.

 

¿Cómo resumirías tu experiencia política en primera línea?

Piensa que yo no he cobrado nada como alcalde. Como diputado ganaba unos 600 euros. Hay que tener muchas tragaderas para aguantar en política a mequetrefes y trepas que sólo intentan subir. Esto no es como una carrera, en la que el juez da el pistoletazo de salida y el que más corre gana. En ese oficio todo son zancadillas y no hay descalificaciones.

"Hay que tener muchas tragaderas para aguantar en política a mequetrefes y trepas que sólo intentan subir"

 

Desde fuera todos exigimos y pedimos a las fuerzas políticas. Tú estuviste dentro, ¿es fácil conseguir cosas para mejorar la vida de tu pueblo y vecinos?

Tener un nombre me influyó. Hicimos un complejo deportivo, casa de la cultura, residencia para la tercera edad... En fin, todo lo que se podía y que mi pueblo necesitaba.

 

Todo eso quedó atrás y ahora estás jubilado. ¿A qué dedicas tu tiempo?

A asistir a coloquios, a carreras, a cazar y a disfrutar de la vida de jubilado.

 

¿Cómo has venido viviendo el atletismo desde la barrera durante los últimos 30 años?

Ha habido buenos momentos, como en el 92, en que se consiguieron muchas medallas, pero ha ido decayendo y no estamos ahora en el mejor momento.

 

¿Qué echas de menos en el atletismo actual?

Tal como veo las cosas, y por lo que se publica, siento vergüenza ajena por todo el tema del dopaje.

 

¿Sigues haciendo algo de deporte?

Ando mucho a diario, aunque no corro porque tengo una lesión antigua. Piensa que he corrido más de 200.000 kilómetros, sin contar los que he corrido detrás de las perdices.

 

¿Crees que tus gestas atléticas son bien reconocidas por la prensa especializada o por nuestra sociedad en general?

Yo creo que he dejado un buen recuerdo en la sociedad y en la prensa por mi honradez, porque lo di todo en las competiciones y porque tenía garra.

 

Mejores marcas personales:

- 3.000m.l.: 7´51´´6 (Oslo 1972).

- 3.000m. obstáculos: 8´37´´2 (La Coruña 1978).

- 5.000m.: 13´26´´0 (Londres 1972).

- 10.000m.: 27´48´´2 (Munich 1972) (3 días antes ya corrió en 27´55´´89).

 

Historial nacional:

- Subcampeón Júnior de España de 5.000 metros.

- Campeón de España de Cross Junior en 1960 y 1961.

- Campeón de España de Cross 1962, 1963, 1968, 1969, 1971, 1972, 1973, 1974, 1975, 1976 y 1977.

- Campeón de España de Cross por equipos en 1974, 1975, 1976 y 1977.

- Campeón de España de 10.000m. en 1962, 1964, 1965, 1969, 1970, 1971, 1973, 1974 y 1975.

- Campeón de España de 5.000 metros 1962, 1964, 1965, 1969 y 1970.

- Campeón de España de 3.000 metros obstáculos 1967.

- Campeón de España de Gran Fondo 1975.

 

Historial internacional:

- 3º Campeonato del Mundo de Cross Júnior - Nantes 1961.

- 3º en 5.000m.l. en los Juegos Iberoamericanos - Madrid 1962.

- 3º en el Cross de las Naciones (actual Campeonato del Mundo) - San Sebastián 1963.

- 11º en el Cross de las Naciones - Dublín 1964.

- 32º en el Cross de las Naciones - Ostende 1965.

- 1º en la Copa de Europa de Naciones - Enschede 1965.

- 3º en 3.000m. obstáculos en los Juegos del Mediterráneo - Túnez 1967.

- 6º en el Cross de las Naciones - Túnez 1968.

- Descalificado en 3.000m. obstáculos en los Juegos Olímpicos 1968.

- 10º en el Cross de las Naciones - Clydebank 1969.

- 1º en la Copa de Europa de Naciones - Zurich 1970.

- 8º en el Cross de las Naciones - San Sebastián 1971.

- 5º en 10.000m. en el Campeonato de Europa - Helsinki 1971.

- 2º en 10.000m. en los Juegos del Mediterráneo - Esmirna 1971.

- Subcampeón del Cross de las Naciones - Cambridge 1972.

- 4º en 10.000m. en los Juegos Olímpicos - Munich 1972.

- Subcampeón del Mundo de Cross - Warengen 1973.

- 8º en 10.000m. en el Campeonato de Europa - Roma 1974.

- Subcampeón del Mundo de Cross - Monza 1974.

- 1º en la Copa de Europa de Cross - Arlon 1975.

- 1º individual en la Copa de Europa de cross por equipos - Arlon 1975.

- Subcampeón del Mundo de Cross - Rabat 1975.

- 2º en 10.000m. en los Juegos del Mediterráneo - Argel 1975.

- 2º individual en la Copa de Europa de cross por equipos - Messancy 1976.

- Campeón de Europa de Cross por equipos - Messancy 1976.

- 11º en el Campeonato del Mundo de Cross - Chepstow 1976.

- 6º en 10.000m. en los Juegos Olímpicos - Montreal 1976.

- 13º en el Campeonato del Mundo de Cross - Düsseldorf 1977.

- 2º individual en la Copa de Europa de cross por equipos - Palencia 1977.

- Subcampeón de Europa de Cross por equipos - Palencia 1977.

 

Texto: Jesús Francisco Aguilera Moreno, editor del blog Mis atletas