Buscar
07:18h. jueves, 22 de octubre de 2020

El protocolo RICE de los profesionales para hacer frente a una lesión

Muchos entrenadores de atletismo llevan años recomendado el protocolo RICE a la hora de afrontar una lesión, y la razón por la que lo hacen es muy sencilla: funciona. Las siglas RICE corresponden a los conceptos de 'Reposo', 'Hielo' -Ice, en inglés-, 'Compresión' y 'Elevación'.

Foto: caribbeanfit.com
Foto: caribbeanfit.com

Reposo

Cuando se presenta una lesión, tratar de superarla corriendo solamente ralentizará el proceso de restablecimiento. Si aparece un dolor agudo o persistente cuando corres, deja inmediatamente la actividad y descansa hasta que el dolor remita.

 

Hielo

La crioterapia, tal y como nos explica Mario Fraioli en su Guía oficial Rock'n'Roll de entrenamiento para maratón y medio maratón, es una de las mejores opciones para atajar una lesión. Si has estado sufriendo un dolor agudo o tienes inflamación en una zona concreta de tu cuerpo, ponte hielo sobre ella en cuanto te sea posible.

Aplicar hielo durante 10-20 minutos de 3 a 5 veces al día aliviará el punto de dolor y ayudará a reducir la inflamación. Para zonas difíciles, prueba a congelar agua en un vaso de papel o plástico y a usarlo como instrumento de automasaje.

 

Compresión

La hinchazón alrededor de una zona lesionada es un síntoma de restablecimiento, pero una inflamación excesiva acompañada de dolor puede afectar a su función. Envolver la zona lesionada con prendas de compresión, como por ejemplo una media o una manga, ayudará a mejorar el riego sanguíneo y a estabilizar la hinchazón. No obstante, la compresión debe ser ligera, nunca agobiante.

 

Elevación

Junto con la compresión, la elevación ayudará a mantener la hinchazón bajo control. Lo más eficaz con lesiones situadas por debajo de la cintura es tumbarse en decúbito supino con los pies por encima del corazón. Esta posición mejorará la circulación sanguínea y ayudará a eliminar de los músculos los productos de desecho.