Buscar
01:10h. martes, 14 de julio de 2020

Método Cánovas: una única sesión de 20 minutos a la semana para estar en forma

Según explica el doctor Ricardo Cánovas, autor de 20 minutos a la semana para estar en forma, hay que distinguir entre deporte y ejercicio: el primero se hace por diversión y el segundo debe practicarse por salud y no tiene por qué ser divertido.

"Nos cepillamos los dientes porque es bueno para la salud bucodental y no nos divertimos con ello, simplemente lo hacemos. Pasa lo mismo con el ejercicio, tenemos que hacerlo porque nos proporciona salud", señala Cánovas, que sin embargo apunta que la motivación está en descubrir cómo los beneficios del ejercicio se observan en el día a día a través de un mejor funcionamiento físico y una mejor salud global.

Los objetivos de este ejercicio son claramente para el especialista conseguir frenar y revertir el deterioro físico progresivo asociado a la edad, lo que se consigue a través de un fortalecimiento de los músculos y, con ello, de la salud ósea. "El músculo es el motor del cuerpo. Se puede morir joven pero lo más tarde posible", señala Cánovas en referencia a conservar un buen estado físico a pesar de tener una edad avanzada.

 

¿En qué consiste?

El método de Cánovas consiste en realizar una única sesión de 20 minutos durante la semana, en la que se realiza ejercicio de intensidad tolerable, adaptado a las condiciones físicas de cada persona. El organismo reposa durante el resto de los días hasta la siguiente sesión, en la que está preparado para aumentar la intensidad del ejercicio con respecto a la semana anterior.

Después de tener en cuenta las condiciones de las que parte la persona, se fijan objetivos medibles y alcanzables, lo que aporta un extra de motivación para realizar el ejercicio. Los beneficios se observan en un aumento de las capacidades cotidianas y, en el caso de quienes necesiten bajar de peso, el aumento del músculo supone un mayor gasto energético y una reducción del peso, señala el especialista.

"Mantener la salud supone un esfuerzo, pero éste debe ser muy pautado, ya que lo poco estimula y lo mucho inhibe, de ahí lo fundamental de dejar al cuerpo descansar entre sesiones de ejercicio", apunta Cánovas, que añade que con este sistema "siempre eres más fuerte que el día anterior de entrenamiento".