Buscar
07:53h. jueves, 22 de octubre de 2020

Factores médicos y sanitarios a tener en cuenta antes de participar en un maratón

Son más de 10.000 los corredores que suelen participar en los principales maratones de España y, al contrario de lo que ocurría años atrás, cada vez están más preparados tanto a nivel físico como de conocimiento sobre todos los aspectos de la prueba. Sin embargo, aún el 15% de los que alcanzan la meta son atendidos por el servicio sanitario, médico, fisioterapeutas o podólogos.

Foto: Maratón de Sevilla
Foto: Maratón de Sevilla

De cara al Maratón de Sevilla, que se celebrará el próximo 22 de febrero con 11.000 participantes, el director del Centro del Pie Siglo XXI y presidente de la Asociación Española de Podología Deportiva, Ángel de la Rubia, ha señalado que, de los corredores que abandonan la carrera antes de llegar a la meta, hay un porcentaje inferior al uno por ciento que tiene que ser atendido por urgencia médica.

Al menos el cinco por ciento necesita atención de un podólogo (hay en torno a 60 profesionales del pie en la meta), aproximadamente el 15 por ciento corresponden a traslados hospitalarios y la mayoría requieren tan sólo un masaje, extirpar una ampolla o quitar una hemorragia bajo sus uñas, entre otros remedios a males menores.

 

Antes de correr un maratón

El especialista ha insistido en que antes de inscribirse a cualquier maratón hay que tener en cuenta una serie de factores. En primer lugar, es bueno someterse a una prueba de esfuerzo para comprobar si el aparato cardiovascular está en orden, así como a una exploración biomecánica del pie y la pisada, ya que "esto va a detectar la aparición de errores anatómicos que sean incompatibles con la carrera".

Además, es necesario prepararse físicamente a través de entrenamientos al menos durante los tres meses anteriores al maratón, mediante ejercicios en serie y estiramientos. En cuanto a la alimentación, ha incidido en la ingesta de hidratos de carbono, como pasta o arroz, durante las semanas previas, así como hidratarse y tomar glucosa desde horas antes de comenzar a correr para mantener correctamente todos los niveles del organismo y "tener alimentado el cerebro".

Hay personas que no han hecho deporte nunca y de repente empiezan a correr sin tener en cuenta los riesgos.

Por otro lado, este experto hace hincapié en lo fundamental que es llevar zapatillas adecuadas ese día. "Un maratón son más de 3.000 impactos contra el suelo, lo que puede generar una cantidad de lesiones en la cadera, columna vertebral, rodillas, etc., si no se pisa bien". "Hay zapatillas para cada peso y para cada tipo de pie, y debe consultarse con el profesional el tipo que mejor se adapte antes de que llegue el día de la prueba", ha concretado.

En esta línea, de la Rubia ha apuntado que existen lesiones incapacitantes que, en caso de que el aspirante a correr el maratón las padezca, no deberían permitir la participación. Éstas son principalmente las producidas por una mala pisada, que son las ampollas; tendinitis como la fascitis plantar (dolor intenso en la planta del pie) o el síndrome de la cintilla iliotibial (dolor agudo en la cara izquierda de la rodilla); la periostitis tibial (molestia en la cara interna de la tibia); síndrome piramidal (dolor agudo en el centro del glúteo) o lumbalgia (dolor en la parte baja de la espalda).

 

La 'moda' de correr maratones

Según de la Rubia, se le ha perdido respeto al maratón, ya que en la actualidad todo el mundo quiere participar en ellos sin ser consciente de que es una prueba muy dura que exige demasiado esfuerzo. "En general hay una moda de correr, que es bueno, pero el problema está en que hay personas que no han hecho deporte nunca y de repente empiezan a correr sin tener en cuenta los riesgos, terminando con alguna lesión o enfermas".