Buscar
14:08h. sábado, 26 de septiembre de 2020

La Behobia-San Sebastián 2013 generó un impacto económico de 14,9 millones de euros

La Behobia-San Sebastián, la multitudinaria carrera popular en la que todos los años participan varios miles de personas, generó en su edición de 2013 un impacto económico estimado en Gipuzkoa de 14,9 millones de euros, según un estudio elaborado por la Universidad de Deusto.

Foto: Universidad de Deusto
Foto: Universidad de Deusto

El informe, realizado por Deusto Business School en colaboración con la asociación no lucrativa ESME Junior Empresa, ha sido presentado este martes en rueda de prensa por el vicerrector del campus donostiarra de la Universidad de Deusto, José Javier Pardo; el directivo del Club Deportivo Fortuna, Fernando Ibarreta; y la vicedecana de Investigación de Deusto Business School, Josune Sáenz.

El estudio, cuya elaboración comenzó el pasado mes de noviembre, en los días previos a la celebración de la prueba, estima que la edición de 2013 generó un impacto económico en Gipuzkoa de 14,9 millones, de los cuales 8,8 millones corresponden a gastos directos realizados por participantes, organizadores y patrocinadores y 6,1 millones a indirectos.

El gasto medio por atleta y su círculo es de 337 euros, según el informe económico, que determina que los corredores catalanes y sus acompañantes son los que mayor gasto directo realizan en Gipuzkoa -su aportación supone prácticamente 2 millones de euros-, seguidos de los franceses -1,4 millones- y guipuzcoanos -1 millón-.

 

68% para hostelería y 18% para restauración

Un total de 23.637 atletas tomaron la salida el año pasado, con una media de dos acompañantes cada uno, con lo que se estima que realizaron un gasto directo total de 7,7 millones en el territorio.

El 68% de dicho gasto revirtió en la hostelería guipuzcoana tanto en bares como en establecimientos hoteleros, mientras que el 18% lo hizo en el comercio al por menor.

El estudio concluye asimismo que la celebración de la Behobia-San Sebastián permitió conservar más de 120 empleos y generar una recaudación fiscal de más de 800.000 euros para las arcas guipuzcoanas.