Buscar
03:12h. martes, 22 de septiembre de 2020

Una atleta mexicana con enfermedad de Huntington será la principal protagonista del Maratón de Santiago

La atleta mexicana Verónica Ruiz, que padece la enfermedad de Huntington, será la figura estelar del próximo Maratón de Santiago, que tendrá lugar el próximo domingo 7 de abril en la capital chilena. Hace nueve años le diagnosticaron esta dolencia genética que provoca movimientos descontrolados, falta de equilibrio, daño cognitivo y, en sus fases más avanzadas, dificultades psicomotoras que pueden ocasionar una muerte prematura.

Foto: Fundación Verónica Ruiz
Foto: Fundación Verónica Ruiz

La deportista no ha desarrollado aún estos síntomas y se muestra muy optimista con su próxima llegada a Chile, donde tendrá la oportunidad de reunirse con el doctor Claudio Hetz, científico del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica, en la Universidad de Chile, que está investigando la enfermedad para desarrollar una terapia que permita combatirla.

La deportista, de 31 años, casada y madre de un hijo adoptivo, ha participado en diversas pruebas mundiales, como las maratones de Berlín, Montreal y Chicago, entre otras.

El doctor Hetz, respecto a la visita de Verónica Ruiz, dijo que está muy motivado, ya que "ella es un gran ejemplo de superación y fuerza para saber sobrellevar una enfermedad incurable, de muy lenta progresión y final fatal". El facultativo valoró su actitud optimista ante la vida y explicó que quisiera extender este mensaje de esperanza de la atleta a todos los pacientes.

"Nosotros, como científicos, no bajaremos los brazos en la lucha contra este mal. Actualmente estamos trabajando en una posible terapia génica para el tratamiento de la enfermedad de Huntington, que creemos podría ser además aplicada al Parkinson. De ser efectivo, este tratamiento será usado en pruebas clínicas con pacientes afectados por este tipo de patologías", precisó.

Desde el día en que fue diagnosticada de Huntington, Verónica Ruiz decidió hacer un cambio radical en su vida y centrarse en su salud y en ser feliz junto a su marido, amigos y su hijo Bastián, a quien adoptó en el año 2007. También comenzó a correr en diversas maratones.

"Yo ya no me enfoco en la enfermedad, sino en la salud, y hago todo para estar bien, contenta y compartir las bendiciones con todo el mundo. Lo más importante es la actitud, porque la circunstancia y el diagnóstico no lo puedes cambiar, pero lo que haces con eso sí. Mi mensaje es que hay que hacer y crear a partir de lo que uno tiene, y no de la carencia", enfatizó.