Buscar
06:29h. lunes, 06 de julio de 2020

Tercer récord del mundo en 14 días para Genzebe Dibaba

La etíope Genzebe Dibaba remató este sábado en Birmingham (Gran Bretaña) dos semanas de gloria al batir por seis segundos la plusmarca mundial de las dos millas en sala con un tiempo de 9:00.48, su tercer récord del mundo en catorce días.

Foto: Marca
Foto: Marca

El objetivo era la marca de 9:06.26 que su compatriota Meseret Defar, dos veces campeona olímpica, había logrado cinco años atrás, el 26 de febrero del 2009, en Praga.

La menor de las tres hermanas Dibaba que compiten había batido, siempre bajo techo, el de 1.500 el 1 de febrero en Karlsruhe (Alemania) con 3:55.17, mejorándolo en tres segundos, y cinco días después, en Estocolmo, el de 3.000 con 8:16.60, con una rebaja de siete. Este sábado voló en el National Indoor Arena para completar este hat trick de plusmarcas.

Genzebe, de 23 años recién cumplidos y actual campeona mundial de 1.500 en sala, no había corrido nunca una carrera de dos millas (3.218 metros). Su hermana Tirunesh, sí: hace cuatro temporadas en esta misma pista (9:12.23).

La polaca Renata Plis hizo de liebre hasta que, a falta de ocho vueltas, dejó solas arriba a Dibaba y a su compatriota Hiwot Ayalew, que se entregó al penetrar en el último kilómetro. A partir de ahí, doblando a rivales, aceleró hasta parar el cronómetro en 9:00.48. Ayalew llegó 21 segundos después.

 

Expectativas en pista descubierta

Bajo la dirección técnica del somalí Jama Aden, Genzebe Dibaba se ha instalado en un excepcional estado de forma durante la campaña invernal, coincidiendo con un año en el que su principal aliciente serán los Mundiales en pista cubierta de Sopot (Polonia), del 7 al 9 marzo, donde defenderá su corona de 1.500.

Hermana de la triple campeona olímpica y quíntuple mundial Tirunesh (28 años) y de la subcampeona olímpica Ejegayehu, la mayor del trío con 32 años, y prima de la doble campeona olímpica Derartu Tulu, Genzebe ha revolucionado el panorama del mediofondo con tres récords mundiales estratosféricos en el lapso de catorce días. Si acierta a plasmar al aire libre las expectativas que levantan sus recientes marcas a cubierto, el muro de los 14 minutos en los 5.000 podría estar a punto de caer.

 

Más marcas mundiales en Birmingham

El sprint corto deparó en Birmingham dos marcas mundiales del año sucesivas. En la primera serie, el francés Jimmy Vicaut, campeón de Europa, debutó esta temporada con récord personal (6.48) y en la segunda el británico James Dasalou, subcampeón continental, le arrebató el primer lugar del ránking mundial con 6.47.

En la final, apostados codo con codo en las calles centrales, no hubo batalla. Dasalou, que partió algo lento (155 milésimas), se rehizo en tres apoyos, tomó la cabeza y cruzó la meta con un tirón en el muslo izquierdo pero ganador en 6.50, tres centésimas más rápido que el jamaicano Nesta Carter. Vicaut llegó sexto en 6.58.

La rivalidad entre la velocista jamaicana Shelly-Ann Fraser, campeona mundial y olímpica de 100 metros, y la marfileña Murielle Ahoure, subcampeona mundial de la misma prueba, deparó en 60 lisos una apurada victoria de esta última con 7.10, el mismo tiempo otorgado a la jamaicana. Ahoure salió más lenta que su rival (206 frente a 164 milésimas) pero a mitad de trayecto ya había tomado una ligerísima delantera que le permitió batir por milésimas a Fraser-Pryce.

 

Otras competiciones

El etíope Mohamed Aman batió el récord nacional de 800 con 1:44.52, mejorando en 60 centésimas su propia mejor marca mundial del año. El 400 se pasó en 50.26, un ritmo que lastró las piernas del polaco Adam Kszczot, que aspiraba a bajar de 1:45 y tuvo que conformarse con el tercer puesto (1:45.19), adelantado al final por el sudafricano Andre Olivier, que hizo marca personal con 1:44.99.

En 400, el británico Nigel Levine batió con un registro de 45.71 -récord personal- al dominicano Luguelín Santos, actual subcampeón olímpico (46.08).

En 1.500, el keniano Nixon Chepseba tomó la cabeza en la penúltima vuelta y batió por 16 centésimas, con un tiempo de 3:37.19, al alemán Tesfaye Homiyu. A continuación, el polaco Marcin Lewandowski, especialista en 800, hizo récord nacional con 3:37.37 y se puso al frente del ránking europeo del año.

La carrera de 3.000 terminó con el rotundo triunfo de la escuela etíope frente a la keniana. Hagos Gebrhiwett (7:35.73), Dejen Gebremeskel (7:36.53) y Yenew Alamirew (7:37.10) relegaron a los kenianos Augustine Kiprono Chohe, Paul Koech e Isiah Koech a los puestos cuarto a sexto.