Buscar
03:28h. martes, 22 de septiembre de 2020

Ramón Cid confía en la capacidad de regeneración del atletismo español

El director técnico de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), Ramón Cid, reconoció que la selección no cumplió el pasado fin de semana las expectativas en los Mundiales en pista cubierta de Sopot (Polonia), pero advirtió que "no hubo cobardes ni piernas blandas".

Foto: Marca
Foto: Marca

"No se han cumplido las expectativas con las que fuimos, que eran una medalla y cuatro finalistas, pero es algo contradictorio porque en el análisis individual no salen demasiados suspensos. Ruth Beitia estuvo muy bien, Borja Vivas y Toni Abadía bastante bien, otros cinco en sus puestos y marcas y dos (Isabel Macías y Kevin López) algo por debajo, aunque dando la cara", declaró Cid a EFE.

El director técnico no advirtió "piernas blandas ni cobardes" en el equipo español, que regresó de Sopot con una sola medalla -el bronce de Beitia en altura- y un finalista, la propia saltadora cántabra, en el peor resultado de su historia en el torneo.

"A Kevin le tocó un sistema de selección increíblemente cruel, en la misma serie que el campeón, por la calle uno y en la primera carrera, sin referencias de tiempos. En las otras dos hubo liebres excelentes. Además, no se escondió", señaló con relación al ochocentista sevillano, eliminado en primera ronda.

 

Sin suspensos individuales

Con respecto a los dos eliminados en 1.500, explicó: "Isabel (Macías) rindió algo por debajo de lo esperado. Tiró sola y cuando se produjo un cambio brusco no pudo responder, mientras que Adel (Mechaal) estuvo en sus posibilidades y en su marca de la temporada".

Los demás componentes del equipo (Úrsula Ruiz en peso, Mark Ujakpor en 400, Jackson Quiñónez en 60 m vallas y el relevo 4x400, todos ellos eliminados) estuvieron, a juicio de Ramón Cid, "en lo esperado". "El relevo hizo mejor marca que en Estambul 2012 y entonces fue considerada un éxito", recordó.

"Hay que tener en cuenta", observó, "que partíamos de un equipo muy comprimido, con muchas ausencias. Se echó en falta a Eusebio Cáceres en una final de longitud como la del sábado. Pero hemos dado la cara, todos han sido valientes, no hay suspensos individuales".

 

Los Juegos de Río

Cid confía en la capacidad de regeneración del atletismo español. "Está saliendo gente joven y en el deporte la unidad de medida son los Juegos Olímpicos. La nota final será en Río. En Sopot la actuación individual no ha sido catastrófica, en una selección muy pequeña y con muchas ausencias. Italia no tuvo ningún finalista y no creo que ésa sea la medida de su atletismo", concluyó.