Buscar
19:01h. martes, 04 de agosto de 2020

Olmedo, Borja Vivas y Ruth Beitia brillan en la última jornada del Campeonato de España de atletismo

El sevillano Manuel Olmedo recuperó la hegemonía española en 1.500 con una victoria inapelable en los nacionales de atletismo, que propulsaron a Borja Vivas por encima de los 21 metros en peso y coronaron por décima vez a Ruth Beitia en altura.

Foto: Marca
Foto: Marca

Dos años después de su último título, Olmedo, recuperado de sus lesiones, sacó a relucir su remate letal para batir en la recta, con una marca de 3:42.06, a Adel Mechaal (3:42.28) y a un David Bustos que llegaba con la mejor marca española del año (3:35.59) y, sin embargo, no estuvo en la batalla final por la victoria. El balear, con 3:42.95, completará no obstante el trío español en los Europeos de Zúrich.

 

En la final femenina de 1.500, Nuria Fernández, de 37 años, tomó la cabeza en el penúltimo giro y se llevó consigo a Isabel Macías y a Solange Pereira, pero su ataque continuado le dejó sola en cabeza. La madrileña venció con 4:20.26, seguida de Pereira (4:21.29) y Macías (4:24.15).

 

Ruth Beitia, campeona de Europa de altura, consiguió saltando 'a ciegas' por falta de visibilidad su décimo título al aire libre, alargando la provechosa prórroga de su carrera que se concedió hace dos años después de haber anunciado su retirada tras su cuarto puesto en la final olímpica de Londres 2012. Una marca de 1,95 metros otorgó a la saltadora cántabra, con 35 años, el vigésimo tercer título de su carrera, pues también tiene trece -todos consecutivos desde 2002- en pista cubierta.

 

El malagueño Borja Vivas se convirtió en el segundo atleta español que supera los 21 metros en peso, al lanzar 21,07 en la cuarta ronda. En presencia del plusmarquista español, Manuel Martínez -actual responsable de lanzamientos en la Federación Española-, Vivas cuajó el mejor concurso de su carrera: 20,16, 20,83, 20,85 y 21,07, nuevo récord de los campeonatos. Cerró con 20,71 y 20,57. Yioser Toledo (20,25) y Carlos Tobalina (20,15) le escoltaron en el mejor podio español de la historia. La marca de Borja Vivas, cuarta en el ránking europeo del año, se sitúa a 40 centímetros de la plusmarca española, establecida por Manuel Martínez el 10 de julio de 2002 en Salamanca.

 

Kevin López, todavía lejos de la forma que exhibió en 2013, consiguió su cuarto título de 800 con 1:47.15. El plusmarquista español dejó que su paisano de Sevilla Luis Alberto Marco pusiera el ritmo (53.57 el 400). Al toque de campana atacó Álvaro de Arriba y en la última curva Kevin tomó la cabeza con efectos decisivos. El segundo puesto, con 1:47.42, retribuyó la valentía de Álvaro, que batió por 40 centésimas a Marco.

 

En 400 Samuel García dejó a su paso por Alcobendas la mejor marca española en once años: 45.50, cuarta mejor marca española de todos los tiempos.

 

Iván Jesús Ramos deleitó a sus paisanos de Alcobendas con la mejor marca española del año en la final de 200 (20.84). Con Bruno Hortelano lesionado y Ángel David Rodríguez de espectador por sus molestias físicas, Ramos batió por tres centésimas a Sergio Ruiz.

 

La júnior pamplonesa Alba Fernández consiguió su primer título absoluto de 200 con la misma marca que Elena Moreno (24.04), tras el escrutinio de la foto de llegada por parte de los jueces. En semifinales, Alba había acreditado la mejor marca nacional júnior en treinta años: 23.74, el mejor tiempo de las series matinales.

 

Otro pamplonés, Javier Colomo, de 20 años, surgió incontenible en el penúltimo obstáculo para batir en la final de 110 metros vallas al veterano Jackson Quiñónez -cinco veces campeón- con la mejor marca española del año y su récord personal (13.74).

 

Era el día de Pamplona, porque la final masculina de 400 metros vallas arrojó una nueva mínima europea: Sergio Fernández se estrenó como campeón con 49.90 y el requisito europeo era de 50.30. El defensor del título, Diego Cabello, fue descalificado.

 

También con mínima europea se impuso en 100 metros vallas Caridad Jerez. En su segundo año en la especialidad, batió con un tiempo de 13.09 a la plusmarquista española, Josephine Onyia, que aún está lejos de su nivel anterior a la suspensión por dopaje.

 

En la jaula de martillo hubo intriga hasta la última ronda. El plusmarquista español, Javier Cienfuegos, reclamó a los jueces para que reconsideraran la anulación de su cuarto lanzamiento. La queja del atleta de Montijo fue atendida y los 70,59 metros le devolvieron el primer puesto que le había quitado segundos antes Isaac Vicente con un tiro de 70,07. Luego no le hizo falta. El extremeño habría ganado también su quinto título con los 70,27 de la quinta ronda.

 

El madrileño Víctor García, medallista de bronce en los Europeos de 2012, volverá a encabezar el equipo español de 3.000 metros obstáculos dentro de dos semanas en Zúrich después de obtener este domingo su primer título nacional batiendo en el sprint al jienense Sebastián Martos. García respondió a todos los ataques y en la última curva tomó la cabeza para no abandonarla ya hasta la meta. Venció con un tiempo de 8:37.10, seguido de Martos (8:37.80) y de Fernando Carro (8:40.43), que cerró bien la calle uno al defensor del título, Ángel Mullera.

 

En 5.000 metros, la valenciana Loli Checa logró su cuarto título tirando en cabeza desde la salida y dejando atrás a todas sus rivales hasta presentarse victoriosa en la meta con un tiempo de 15:51.24. La discípula de Antonio Serrano podrá llevar a cabo, por tanto, sus planes de doblar (5.000 y 10.000) en los Europeos de Zúrich.

 

En la única final matutina, a las 9.00, Miguel Ángel López ofreció una exhibición en 10.000 metros marcha. El murciano, medallista de bronce en 20 km en los Mundiales de Moscú 2013, consiguió su cuarto título nacional de los 10 kilómetros en pista con un tiempo de 38:54.87, segunda mejor marca mundial del año, a un minuto del récord de Paquillo Fernández.