Buscar
22:01h. martes, 29 de septiembre de 2020

Una niña de 12 años bate un récord del mundo al correr siete maratones en cinco continentes

Con apenas 12 años, la estadounidense de origen mexicano Blanca Ramírez se ha convertido en la mujer más joven del mundo en correr siete maratones en cinco continentes, después de participar en sus dos últimas pruebas, en París y la Antártida, con tan sólo nueve días de diferencia.

Foto: abc7.com
Foto: abc7.com

La pequeña atleta californiana dejó para el final la competición más extrema, un maratón a una temperatura bajo cero en la playa de una isla desierta en la región antártica. "Fue un final muy duro, no sólo por el maratón, pues tuvo que correr en el frío, sobre muchas piedras, mucho lodo; correr en partes donde estaba nevando", explicó Dimas Ramírez, padre de la menor.

Las inclemencias del tiempo fueron tales que incluso el certamen estuvo a punto de ser cancelado y los competidores tuvieron que esperar cinco días para poder volar desde Chile hacia la isla del Rey Jorge, lugar donde se realizó el Maratón Continente Blanco.

Pero estos contratiempos no detuvieron la férrea voluntad de Blanca Ramírez, que quería cumplir con la promesa hecha. "La presión era terminar el maratón, tuve que entrenar y correr bastante y no enfermarme para no tener que ausentarme", declaró la niña.

Su resistencia física fue puesta a prueba al tener que participar en dos carreras con nueve días de diferencia, por lo que apenas tuvo tiempo para recuperarse. La joven atleta corrió el maratón de Torcy en Francia el pasado 10 de febrero y regresó a Los Ángeles un día después para estar únicamente cuatro horas en Estados Unidos y viajar de inmediato a Punta Arenas, en Chile. "Tienes que estar decidido a correr y entrenar bastante, porque vas a estar corriendo por un largo tiempo y estás solo", explicó Blanca.

 

Los siete maratones realizados

El periplo de la menor comenzó en marzo del año pasado, cuando corrió el maratón de Los Ángeles en un tiempo de 6 horas y 59 minutos. Desde el momento en que cruzó la meta, arropada por la bandera de Estados Unidos, Blanca se prometió que antes de cumplir 13 años, el próximo 29 de julio, demostraría que con empeño se pueden lograr cosas que parecen imposibles.

Después de Los Ángeles, corrió en Ruanda, China, Paraguay, Nueva Zelanda, Francia y finalmente en la Antártida el pasado 19 de febrero.

Después de Los Ángeles, corrió en Ruanda, China, Paraguay, Nueva Zelanda, Francia y finalmente en la Antártida el pasado 19 de febrero. "Nos sentimos muy felices de que Blanca tenga ambición de continuar adelante, de tratar de dejar huella en este mundo", indicó su padre.

La motivación y el apoyo incondicional de la familia es lo que ha llevado a esta pequeña a convertirse en la mujer más joven en completar esta hazaña. Para Dimas, la historia de Blanca puede inspirar a los padres a apoyar a sus hijos a luchar por sus sueños. "No es necesario ir a romper un récord mundial y correr en todas partes del mundo, lo importare es tan sólo darle a sus hijos ese apoyo", comenta.

 

Próximo reto

Pero el objetivo de Blanca no era sólo romper un récord, pues corre a favor de Operación Sonrisa, una organización que ayuda a niños con problemas de labio leporino. Con este logro, la niña desbancó a Winter Vinecki, quien culminó siete maratones alrededor del mundo a la edad de 14 años.

Aunque en este momento quiere recuperar fuerzas, la niña ya piensa en su próximo reto: correr maratones en los 50 estados de Estados Unidos, una meta que podría iniciar el próximo mes corriendo nuevamente el maratón de Los Ángeles. Pero ella no deja de ser una niña y sus motivaciones son sencillas: la "experiencia" de correr y poder recibir "una medalla al final que la puedes guardar por siempre", concluye.