Buscar
06:27h. lunes, 06 de julio de 2020

Al menos 18 muertos en el campo base del Everest por la avalancha provocada por un fuerte terremoto

Un importante terremoto desató este sábado una avalancha en el Monte Everest, provocando la muerte de al menos dieciocho personas y aumentando la preocupación por otros escaladores en el pico más alto del mundo, según ha anunciado un funcionario del Ministerio de Turismo de Nepal.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

La avalancha enterró parte del campamento base de los alpinistas que se dirigen al Everest, según Gyanendra Shrestha, del Ministerio de Turismo en Katmandú. "La cifra de muertos podría aumentar e incluir tanto a extranjeros como a sherpas", agregó.

Funcionarios del ministerio estimaron que al menos 1.000 escaladores, incluyendo unos 400 extranjeros, habían estado en el campamento base o en el Everest cuando ocurrió el terremoto. Abril es uno de los meses más populares para escalar el Everest, antes de que la lluvia y las nubes oculten los Himalayas a finales del mes próximo.

El terremoto, de magnitud 7,9, fue el más fuerte de los ocurridos en Nepal en los últimos 81 años y dejó hasta el momento casi 800 muertos, en su mayoría en el Valle de Katmandú. También provocó temblores en el norte de la India.

 

Gran preocupación

El escalador rumano Alex Gavan dijo en Twitter que había habido una "enorme avalancha" en el Everest y que "mucha, mucha" gente estaba arriba en la montaña. "Corriendo por la vida desde mi tienda de campaña", agregó. Otro alpinista, Daniel Mazur, dijo que el campamento base del Everest había quedado "severamente dañado" y que su equipo estaba atrapado. "Por favor recen por todos", añadió también en Twitter.

Mohan Krishna Sapkota, secretario adjunto del Ministerio del Interior nepalí, dijo que el Gobierno estaba teniendo problemas para evaluar los daños en el Everest debido a la pobre cobertura telefónica. Una avalancha en abril de 2014, justo encima del campamento base, provocó la muerte de 16 guías nepalíes.

"Los montañeros están esparcidos en todo el campamento base y algunos habían ascendido incluso más", afirmó Sapkota, "es casi imposible contactar con alguien". Choti Sherpa, que trabaja en la Asociación de Alpinistas del Everest, dijo que no había podido llamar a su familia y colegas en la montaña. "Todo el mundo está tratando de ponerse en contacto entre sí, pero no podemos", dijo. "Estamos todos muy preocupados", agregó.

La tragedia del año pasado llevó a los guías Sherpa a reclamar por su seguridad, pero en esta ocasión no han habido recriminaciones de inmediato. "Esto definitivamente tendrá algún impacto en la actividad de escaladas, pero es un desastre natural sobre el que nadie puede hacer nada", comentó el presidente de la Asociación de Montañismo de Nepal, Ang Tshering Sherpa.