Buscar
18:11h. martes, 04 de agosto de 2020

Iván Ortiz intentará de nuevo este viernes el Reto Sulayr: 300 km en menos de 50 horas

Dicen que segundas partes no son buenas. Pero aquí no cabe ese dicho. A la segunda será la vencida. Iván Ortiz (Club Hockey Alcalá) regresa a la "batalla", como califica el Reto Sulayr: recorrer sus 300 kilómetros en menos de 50 horas, una por cada año de historia de la Federación Andaluza de Montañismo.

Fotos: Fedamon
Fotos: Fedamon

Tres semanas después del primer intento, el malagueño vuelve a la carga. El viernes 1 de noviembre a las ocho de la mañana, de nuevo desde el Dornajo, partirá con esa meta entre ceja y ceja. Se muestra "ilusionado y con muchas ganas" de afrontar el Sulayr, esta vez en solitario, aunque hace un llamamiento "para que me acompañe el mayor número de personas por diferentes zonas del recorrido. Sería muy importante para mí". Tales son sus ganas que incluso aventura que "ahora no correré para hacerlo en 50 horas, sino en menos".

Y es que Iván no se lo pensó dos veces. Incluso había pensado intentarlo el pasado fin de semana. "Después del primer intento que acabó en el kilómetro 150, viendo lo bien que terminé (al día siguiente estaba cogiendo la bici y esa semana ya estaba entrenando), decidí que tenia que intentarlo de nuevo sin que pasara mucho tiempo, para tener los tramos donde nos perdimos frescos en la memoria. Y no quiero perder la oportunidad de volver a intentarlo y de conocer hasta dónde puedo llegar. Para el año que viene no sé qué estaré haciendo ni el tiempo del que dispondré", afirma el campeón de España de Carreras por Montaña de 2012.

 

La grandeza de la montaña

El primer intento se truncó en el ecuador del mismo por una avería en el vehículo de apoyo. Pero de él sacó conclusiones muy positivas, "pues me sirvió de rodaje largo, también para tener confianza en mis posibilidades. Ahora no corro por hacerlo en 50 horas, sino en menos. Sólo queda llegar fresco el día de la salida y con muchas ganas de corretear por la montaña", asegura.

Iván Ortiz insiste en que está "muy motivado y con mucha ilusión de que comience esta nueva aventura. Tengo ganas de volver a encontrar la grandeza de la montaña, de la soledad que se siente en tan enormes y bellos parajes, pero a la vez reencontrarme con las personas que estarán apoyándome".

El malagueño afincado en Granada explica que ha realizado "varios tramos, aparte de los que conozco del primer intento. Desde las Chorreras al Refugio Postero Alto y desde el mismo refugio a los Lavaderos de la Reina. Serán los tramos donde llevaré muchos kilómetros (256 km) en las piernas y la segunda noche. Conocerlos de antemano será de gran ayuda". Asegura que la preparación que ha llevado para este segundo intento "ha sido suficiente". Y sentencia: "Ahora lo importante es llegar lo más descansado posible y con frescura en las piernas".