Buscar
02:30h. martes, 14 de julio de 2020

Infravalorar los peligros, principal causa de la mayoría de accidentes en la montaña

Subestimar los riesgos, la falta de una adecuada preparación técnica o física, pensar que la montaña es 'un parque de atracciones' y obviar la predicción meteorológica están detrás de la mayoría de los accidentes en este medio natural.

Foto: Efe
Foto: Efe

Sólo el Servicio de Montaña de la Guardia Civil rescató en 2013 a 3.187 personas, de las que 2.618 resultaron ilesas, 475 heridas y 94 fallecieron. “La montaña no es un parque de atracciones ni la Casa de Campo de Madrid, sino un medio con riesgos. Probablemente muchos usuarios lo desconocen y realizan actividades que no debieran”, explica en una entrevista con EFE el experto en meteorología de montaña Modesto Sánchez Barriga, de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La Aemet, que trabaja con el Grupo de Rescate e Intervención de Montaña de la Guardia Civil, lleva casi dos décadas formando a profesionales y aficionados de la montaña en la comprensión e interpretación de las predicciones meteorológicas. Según el experto, hay “una cierta infravaloración de los peligros que encierra este medio”, lo que “está obligando a muchos más rescates en cuanto las condiciones meteorológicas son adversas”.

A ello se suma que el número de usuarios ha subido “extraordinariamente” en los últimos años: sólo en la Comunidad de Madrid el número de licencias se eleva a 10.000, pero muchos otros no están federados.

 

La importancia de la predicción meteorológica

Los cambios meteorológicos se pueden producir no ya de un día a otro, sino en horas; de ahí la importancia de estar siempre atentos a la predicción, subraya Sánchez Barriga, que apunta también a la falta de preparación física y técnica como una de las razones de las numerosas intervenciones.

“Hay que consultar los boletines meteorológicos y las predicciones, tanto la general como la específica de montaña. Si hay que modificar o suspender la ruta o la actividad se hace, sobre todo en las épocas de nieve”, enfatiza el meteorólogo de la Aemet.

Sánchez Barriga advierte además de la extendida costumbre de mirar la predicción el jueves o viernes de cara al fin de semana y no volver a hacerlo. También aconseja que, una vez en el terreno, se interpreten las pequeñas variaciones meteorológicas que puedan producirse, aunque para ello se necesite algo más de formación y conocimiento.

 

Cursos de seguridad

“Es muy importante conocer las bajas temperaturas en invierno -este año en Madrid ha habido un muerto y un hospitalizado por frío-, que junto al viento nos da la sensación térmica, o si se prevé nieve, niebla...”. En primavera y verano, junto al calor, lo más importante son las tormentas (descargas eléctricas, torrenteras...).

Los próximos meses de octubre y noviembre, la AEMET, la Asociación Meteorológica Española y el Club Alpino de Madrid colaboran en la organización de una serie de cursos de apoyo a la seguridad de montañeros y aficionados.