Buscar
18:48h. martes, 04 de agosto de 2020

Gran victoria del catalán Joel Jailé en la I Goldsteig Projekt 500, el ultra más largo de Europa

Con un tiempo de 170 horas y 7 minutos, el catalán Joel Jailé se ha proclamado este sábado ganador de la primera edición de la Goldsteig Projekt 500, que con sus 661 kilómetros (500 millas) y 19.000 metros de desnivel positivo acumulado está considerada como la ultra trail más larga de Europa.

Fotos: Joel Jailé - Facebook
Fotos: Joel Jailé - Facebook

El pasado 28 de septiembre partían de la localidad alemana de Marktredwitz medio centenar de corredores que debían afrontar en régimen de autosuficiencia las 500 millas alrededor del circuito de trekking de Goldsteig, el más extenso del país germano, situado en la zona de Baviera, para llegar hasta Neunburg vor dem Wald.

Entre estos atletas se encontraban dos especialistas catalanes en ultradistancia como Eugeni Roselló y Joel Jailé, quienes al igual que el resto de corredores habían sido previamente seleccionados en base a su experiencia anterior en esta clase de competiciones extremas.

Los dos amigos se posicionaron desde el inicio en los puestos delanteros, con la única amenaza de la proximidad del chino Jin Cao durante el primer día y medio. Roselló y Jailé recorrieron los primeros 200 kilómetros en poco más de 33 horas y ya en el quinto control, sobre el punto kilométrico 260, su ventaja era superior a las tres horas.

Esta distancia cronométrica se ensanchó hasta las siete horas sobre el tercer clasificado en Passau, en el kilómetro 429, que era el corredor local Matthias Schramn, mientras Jin Cao se encontraba en ese momento situado en cuarto lugar.

 

Abandono de Roselló

Sin embargo, en el kilómetro 430 saltaba la triste noticia del abandono de Eugeni Roselló por una gran inflamación tanto en sus pies como en sus rodillas, lo que da una idea de la dureza de esta prueba.

A partir de entonces, Joel Jailé afrontaba en solitario los 230 kilómetros que aún tenía por delante, ahora además con la motivación extra de dedicarle el triunfo a su amigo. Y así fueron pasando los tramos finales, pudiendo llegar al penúltimo control en Pilgramsber, sobre el kilómetro 568, el viernes por la mañana como líder destacado.

En ese momento declaró tener “algo tocada” su rodilla, así que repuso fuerzas, descansó un par de horas y volvió a ponerse en marcha para encarar el tramo definitivo de esta Goldsteig Projekt 500, entrando este sábado en meta como un auténtico héroe con un registro de 170 horas y 7 minutos, si bien el tiempo máximo concedido por la organización en un principio era de 7 días, es decir, 168 horas, un hecho que se supone que deberán reconsiderar a lo largo de la jornada.