Buscar
02:44h. martes, 14 de julio de 2020

Una exposición plantea crear una Diagonal Verde que permitiría unir Collserola con el mar

Disseny Hub Barcelona presenta desde el 25 de julio y hasta el 2 de agosto una exposición de arquitectura que reflexiona sobre la construcción de la capital catalana a partir de los espacios vacíos y propone la creación de una segunda Diagonal que uniría el Parc Comtal de la Sagrera y el Parc de la Ciutadella.

Foto: Europa Press
Foto: Europa Press

Diagonal verde BCN. Redefiniendo Barcelona con una segunda diagonal expone más de 30 trabajos de final de carrera de los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) y la Universidad de Virginia, según explicaron en la presentación de la exposición los arquitectos Jordi Badia y Miquel Lacasta, así como el director de la ESARQ-UIC, Vicenç Sarrablo.

La muestra consta de grandes maquetas de Barcelona y de más de 750 paneles que flotan a 30 centímetros del suelo en un recinto de 3.000 metros cuadrados. Los estudiantes proponen crear una vía este-oeste del tejido urbano, denominada Diagonal Verde, que aprovecharía el trazado de espacios existentes o en proyecto como el Parc Comtal de la Sagrera, el Parc de la Ciutadella y el futuro parque de la plaza de Glòries para construir un eje verde que uniría Collserola con el mar.

 

Gestionar los espacios vacíos

Entre los proyectos, liderados por los arquitectos Jordi Badia y Miquel Lacasta, se encuentran la creación de una estación de tren de alta velocidad y low cost en la Sagrera y la ubicación en el Parc de la Ciutadella de una nueva Biblioteca Nacional de Catalunya.

El arquitecto Miquel Lacasta ha asegurado que el "proyecto de Barcelona no está agotado, sino que empieza una nueva etapa de definición de la ciudad", sobre la que reflexiona la exposición.

Badia ha apuntado que el "verdadero reto de las ciudades europeas es gestionar los espacios vacíos" y ha afirmado que los alrededores de la Diagonal Verde se han de entender como una oportunidad para practicar un urbanismo más cercano a la gente.

La estudiante de arquitectura Roser Estelrich, que presentó su trabajo de fin de grado esta semana, ha asegurado que el proyecto de la segunda diagonal o Diagonal Verde, que se cruzaría en la plaza de Glòries con la primera, "es muy positivo y podría ser real".