Buscar
15:29h. Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Comienza en Doha y Shanghái la Diamond League 2015, que tendrá un total de 14 reuniones atléticas

Las pruebas de Doha (Catar) de este viernes y de Shanghái (China) el domingo darán el pistoletazo de salida a una nueva edición de la Liga de Diamante, que contará con catorce reuniones a lo largo de todo el curso atlético repartidas por Asia, América y Europa.

Foto: IAAF
Foto: IAAF

En Doha destaca la presencia de la croata Sandra Perkovic (disco), el duelo entre el cubano Pedro Pablo Pichardo, el francés Teddy Tamgho y el estadounidense Christian Taylor (triple salto), la norteamericana Allyson Felix (200), la lucha entre la australiana Sally Pearson y la estadounidense Jasmin Stowers (100 metros vallas) y la vuelta del británico Mo Farah a la pista (3.000).

Sin embargo, no será de la partida el francés Renaud Lavillenie, plusmarquista mundial de pértiga (6,16 la pasada temporada), vencedor del diamante el año pasado y atleta masculino con más victorias en la Diamond League, con un total de 23, lesionado en una prueba de relevos de la liga de clubes francesa.

El domingo en Shanghái sobresalen entre los inscritos el catarí Mutaz Essa Barshim y el ucraniano Bohdan Bondarenko (altura), la colombiana Caterine Ibarguen (triple salto), el keniano Silas Kiplagat (1.500), los duelos entre la jamaicanas Veronica Campbell-Brown y Shelly-Ann Fraser-Prince (100), el estadounidense LaShawn Merritt y el granadino Kirani James (400) y el trío de los norteamericanos Aries Merritt, David Oliver y el chino Wenjun Xie (110 metros vallas).

 

Presencia española

La presencia española en estas dos primeras citas del calendario se reducirá a la cántabra Ruth Beitia, doble campeona de Europa, en la prueba de salto de altura; el subcampeón de Europa en pista cubierta Pablo Torrijos, en triple salto; y Borja Vivas, subcampeón europeo al aire libre, en el lanzamiento de peso de Doha, así como a Víctor García en los 3.000 metros obstáculos de Shanghái.

El curso pasado vivió momentos muy destacados a lo largo de todas las competiciones que formaron parte de la Liga de Diamante, como el salto de 2,43 metros de Barshim en Bruselas, los 43.74 en 400 metros de Kirani James en Lausana o los 3:27.64 de Silas Kiplagat en 1.500, todos ellos récords de la competición.

En categoría femenina, los 70,52 de Sandra Perkovic en lanzamiento de disco, los 15,31 de Caterine Ibarguen en triple salto y el récord africano de 3.000 a cargo de la keniana Hellen Obiri en Doha (8:20.68) fueron las actuaciones más importantes.

La Liga de Diamante repartirá un total de ocho millones de dólares en premios entre las 32 disciplinas atléticas que formarán parte de la competición, con un premio final de 40.000 dólares para el ganador del diamante en cada una de las pruebas.