Buscar
21:47h. martes, 29 de septiembre de 2020

El Club Ultrafondo Internacional descalificará a los atletas que ensucien la naturaleza en sus carreras

El Club Ultrafondo Internacional descalificará a aquellos deportistas que se deshagan de los residuos en zonas naturales durante las pruebas que organice, e incluso les prohibirá la participación en otras carreras futuras.

Foto: Europa Press
Foto: Europa Press

La medida se basa en un estudio de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) realizado en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre el impacto ambiental generado por la celebración de pruebas de montaña.

Juan Ramón Miguélez, técnico ambiental del Club, ha explicado además que trata de atajar la controversia generada ante el desarrollo de este tipo de actividades en espacios protegidos, que llegan a soportar cientos de corredores en un solo día.

La iniciativa se pondrá en marcha por primera vez durante la carrera Madrid-Segovia por las vías pecuarias del Camino de Santiago, una prueba trail que se celebrará el 20 de septiembre y que espera la participación de 1.200 personas.

El recorrido, que discurre enteramente por la ruta jacobea, tiene una longitud de 100 kilómetros, parte de los cuales atraviesan el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. De hecho, según Miguélez, 60 kilómetros del itinerario están en zonas de gran valor natural y se estima que a su paso por el Parque haya 20 corredores en cada kilómetro.

 

Control e identificación de materiales y alimentos

El objetivo del Club es que, junto a la autosuperación, la excelencia en la gestión y la promoción de la actividad deportiva, la prueba sirva para inculcar valores éticos como la sostenibilidad ambiental y se minimice así cualquier posible impacto en la naturaleza.

Miguélez ha subrayado que éste ya era antes uno de los fines de la organización, que ha querido potenciarlo este año y penalizará por tanto a aquellos atletas que tiren envoltorios, botellas u otro tipo de residuos durante la carrera.

Para controlar a quién pertenecen estos residuos, todos aquellos materiales o alimentos que se entreguen a los participantes irán identificados con el correspondiente número de dorsal. En caso de ensuciar el entorno, los deportistas serán descalificados e incluso se les imposibilitará la participación en futuras pruebas del club.