Buscar
02:41h. martes, 22 de septiembre de 2020

Claro triunfo de Kemar Bailey-Cole en los 100 m y tercer puesto para Ruth Beitia en la reunión de Zúrich

El jamaicano Kemar Bailey-Cole aprovechó la renuncia de su compatriota Usain Bolt al mitin de Zúrich para lucirse en los 100 metros, que ganó con un tiempo de 9.96. La carrera quedó un tanto deslucida tras el carpetazo del plusmarquista mundial a una temporada de bajo tono.

Foto: Efe
Foto: Efe

Bailey-Cole, el único que bajó de los 10 segundos, ratificó sus progresos. Este año ha sido campeón de la Commonwealth y venía de vencer también en la reunión de Birmingham.

Su compatriota Asafa Powell, ex plusmarquista mundial, partió muy rápido y lideró la carrera los primeros 40 metros, pero cedió en la segunda mitad. El estadounidense Michael Rodgers llegó segundo con 10.05, seguido del británico James Dasaolu, que quince días antes se había proclamado campeón de Europa en la misma pista. Powell fue cuarto con 10.07 y el último puesto fue para el segundo atleta más rápido de la historia, el estadounidense Tyson Gay, que ha estado un año suspendido por dopaje y que cerró la clasificación con 10.35.

Los 100 metros femeninos ilustraron la posición real de Europa en la velocidad mundial. La holandesa Dafne Schippers, reina de los Europeos con su doblete en 100 y 200, no pudo subir al podio aquí. Venció la jamaicana Veronica Campbell-Brown con 11.04, seguida, a milésimas, de la marfileña Murielle Ahoure (11.04) y de la nigeriana Blessing Okagbare (11.06). Schippers, pese a que progresó en los últimos metros, llegó cuarta con 11.10.

 

Nijel Amos vence a David Rudisha

Dos semanas después de celebrar los campeonatos de Europa, el estadio Letzigrund acogió a trece líderes del ranking mundial, quince recientes campeones europeos, once campeones mundiales y diez titulares olímpicos.

El keniano David Rudisha, campeón olímpico y plusmarquista mundial de 800, hubo de inclinarse ante el botsuanés Nijel Amos, que se llevó la victoria, el diamante y los 40.000 dólares con un tiempo de 1:43.77, y también ante el yibutí Ayanleh Souleiman (1:43.93) en una carrera con final muy apretado con siete por debajo de 1:45. El campeón de Europa, el polaco Adam Kszczot, fue séptimo con 1:44.84.

El triple salto ofreció un cerrado duelo entre el campeón olímpico, el estadounidense Christian Taylor, y el titular europeo, el francés Benjamin Compaoré, resuelto a favor del primero con una marca de 17,51 en su último salto. Hasta entonces había dominado el galo con los 17,45 del segundo turno.

 

Participación española

La cántabra Ruth Beitia, que el pasado 17 de agosto revalidó en Zúrich su título de campeona de Europa de altura, cedió en la misma pista del estadio Letzigrund ante las dos atletas que le acompañaron aquel día en el podio europeo, la rusa Mariya Kuchina y la croata Ana Simic. Beitia saltó 1,93 a la primera, pero no pudo con tres centímetros más. Las otras dos medallistas europeas sí lo hicieron y se jugaron a solas el triunfo.

Borja Vivas, subcampeón de Europa de lanzamiento de peso, se clasificó undécimo y último con una marca de 19,26 en su regreso al estadio Letzigrund, donde el pasado día 12 consiguió su primera medalla internacional en la final de los campeonatos de Europa. De los tres lanzamientos realizados por el malagueño, el segundo fue su mejor marca, pues el primero alcanzó una distancia de 19,07 metros, mientras que el último fue nulo.

Naroa Agirre, plusmarquista española de pértiga, terminó octava con 4,32. Saltó a la primera 4,12 y 4,32, pero la donostiarra no pudo con los 4,47, nueve centímetros por debajo de su récord nacional.