Buscar
22:47h. martes, 29 de septiembre de 2020

Carles Castillejo intentará olvidar su retirada de Valencia con el campeonato de España y la mínima para Zurich

El atleta catalán Carles Castillejo tratará de revalidar en San Sebastián el título de campeón de España de maratón después de su reciente paso fallido por Valencia y, además, luchará por obtener la marca mínima exigida de 2h13' para acudir al Europeo de Zurich.

Foto: La Bolsa del Corredor
Foto: La Bolsa del Corredor

Tras el fiasco de Valencia, donde se retiró en el kilómetro 17 contrariado por no haber contado "con las liebre prometidas", Castillejo dice sentirse preparado para el reto, aunque las dudas llegan en el aspecto mental. "Me encuentro bien de forma, tal vez algo mejor que la semana pasada cuando salí en el maratón de Valencia. Estoy algo más descansado, con un puntito más, y además no me molesta el talón de Aquiles. La duda será cómo me voy a encontrar en el aspecto anímico", señaló a EFE.

Las dudas las fundamenta en que "la cabeza la preparas para rendir un día determinado, y esa cita era la de Valencia. En estos casos sueles tener un bajón, pero he tenido que volver a encender la cabeza para el próximo domingo en San Sebastián".

 

Un planteamiento diferente

El planteamiento en la cita donostiarra será diferente, según explica a EFE el campeón español de los 42,195 kilómetros. "La carrera tendrá alicientes importantes y en ello hay que centrarse. Es necesario quedar entre los dos primeros de los españoles y hacer la mínima para tener la marca precisa. Además, está en juego el título de campeón de España de maratón".

Según Castillejo, la batalla no será fácil, "ya que entre los aspirantes al título y al pasaporte del Europeo también están Nacho Cáceres, Pablo Villalobos, que sabe lo que es ganar este título, Eliseo Martín, que es un atleta muy regular, y Lolo Penas, que debuta en la distancia".

El atleta catalán, de 35 años, piensa que la primera parte de la carrera será táctica y la segunda será "más estratégica, donde cada uno jugará sus bazas para ganar". "Será diferente respecto a Valencia. Tendremos dos liebres, una de ellas será Pedro Nimo, que le conocemos de sobra, y luego un atleta ugandés hasta el kilómetro 28. Nos conocemos todos, por lo que sabemos qué tenemos que hacer cada uno", explicó.

Castillejo confía en que en esta ocasión aparezcan las liebres que deben marcar los tiempos de paso. "El sábado, si es preciso, me los llevo a mi habitación para que no se escapen", bromeó.