Buscar
08:18h. jueves, 22 de octubre de 2020

La bahía grancanaria de Anfi convierte en realidad el sueño de hacer caminatas por el fondo del mar

La bahía de Anfi, en el sur de Gran Canaria, ha incorporado el sistema pionero en Europa de buceo denominado Sea Trek, que permite caminar por el fondo marino sin necesidad de entrenamientos y sólo provisto de un casco.

Foto: Anfi
Foto: Anfi

En un comunicado, la organización explicó que desde este mes, a través de la empresa Sea Trek Spain y la escuela de buceo Scuba Sur, ya es posible patear los fondos marinos durante 30 minutos, a gravedad cero, rodeado de la vida marina.

"Hablamos de una actividad, única en Europa, que permite acercarse al mundo marino de una forma segura y divertida", aseguran Filiberto A. Medina y Mario Lorenzo Suárez, propietarios de Sea Trek Spain, y Alessandro Greggio y Marek Piskorski, propietarios de Scuba Sur.

 

Máxima seguridad y confort

El sistema se ha diseñado para ofrecer el mayor confort, seguridad y fiabilidad a los paseos mediante un casco de tecnología punta moldeado por inyección en una única pieza. Así, un equipo de suministro de aire, controlado por un microprocesador, permite al usuario, al margen de habilidades físicas, descubrir la fauna marina. Un fenómeno al que le avalan las cifras: sólo el pasado año se realizaron más de 250.000 excursiones (diurnas y nocturnas) de Sea Trek alrededor del mundo.

Las principales operaciones de buceo se concentraron en Hawai, el Pacífico y el Caribe. "Ahora le toca el turno a Gran Canaria y a Anfi, que por sus condiciones (aguas tranquilas y con una gran diversidad de fauna marina) es un lugar idóneo para la puesta en marcha de este revolucionario sistema", añadieron los propietarios.

El programa de buceo con casco, que ofrece la posibilidad de descubrir los secretos marinos e interactuar con los peces, está dirigido a todas las personas que quieran conocer de primera mano algo más sobre este maravilloso mundo, de la manera más sencilla jamás vista. La actividad se puede practicar a partir de la edad de ocho años.