Buscar
14:21h. lunes, 21 de septiembre de 2020

Alumnos de una facultad religiosa impiden la celebración de un maratón femenino por ser “indecente”

Una universidad de Arabia Saudí ha cancelado un maratón femenino que estaba programado para este jueves después de que alumnos de la Facultad de Sharía (“ley islámica”) protestaran y lo tacharan de “indecente”. Los estudiantes presentaron la queja por escrito a la administración de la universidad de la ciudad de Taif, situada en el oeste del país, según informa el diario electrónico saudí Sabaq.

Foto: Efe
Foto: Efe

"El maratón incluye varios males: es algo vergonzoso, le hace a las alumnas salirse de la decencia y es incompatible con nuestra religión, valores y tradiciones", destacaron en la misiva. Asimismo, advirtieron de que la participación de "las estudiantes -que pertenecen a nuestra sociedad pura- en esa competición, las desprestigiará y nadie se sentirá honrado al contraer matrimonio con ellas si se sabe que tomaron parte en la carrera, por lo que serán una vergüenza para sus familias".

Los alumnos varones de esa facultad pidieron a miembros de la Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio (la policía religiosa) que protestaran ante los órganos competentes para expresar su indignación por la celebración del maratón.

Sin embargo, el director de relaciones públicas de la Universidad de Taif, Abdel Rahman al Talhi, citado por Sabaq, explicó que la cancelación de la carrera se debe a que no se concluyeron los preparativos, por coincidir con la fecha de los exámenes. Además, negó que fuera suspendido por la protesta de los alumnos de ley islámica.

 

Primera carrera de la historia

Al Talhi consideró que el maratón cumplía con los requisitos religiosos, pues se iba a efectuar dentro del campus universitario femenino, con vestuario decente y sin la presencia de varones. La universidad no ha determinado una nueva fecha para la carrera, la primera de su tipo en la historia de las universidades saudíes.

En marzo de 2013, medios de prensa saudíes informaron de que el Ministerio del Interior comenzó a legislar una normativa para permitir la apertura de gimnasios para mujeres, hasta ahora prohibidos en el reino saudí.

Las corrientes conservadoras se oponen a que la mujer practique deporte y, de hecho, las escuelas femeninas no tienen la asignatura de educación física.

En Arabia Saudí rige una estricta interpretación de la ley islámica o sharía, que impone la segregación de sexos en espacios públicos. Las mujeres no pueden conducir, ni tampoco viajar fuera del país sin un varón de la familia o tutor, entre otras restricciones.